jueves, 24 de diciembre de 2015

Comidas navideñas saludables


DISFRUTA DE LAS COMIDAS NAVIDEÑAS CON SALUD

Con las fiestas y la llegada de un nuevo año, todos nos pasamos un poco con las comidas, pero ahora puedes disfrutar de ellas sin el remordimiento de conciencia




Las clásicas películas navideñas nos han hecho pensar que durante estas fechas hay que hacer comidas como si fueran banquetes, tener la nevera hasta los topes y comer hasta no poder más. Pero, por mucha envidia que nos den, sabemos que no es nada saludable y que hay que tener cuidado con las cantidades si no queremos odiar la Navidad por haber ganado peso o por las digestiones pesadas.
Así que os dejamos con uno cuantos consejos para no sorprender a la báscula nada más empezar el año:
  • Empezando por los entrantes: comer entrantes es un buen truco para no llegar hambrientos al plato principal. Pero no vayáis picando sin medir, es mejor servirlos en nuestro plato para controlar la cantidad.
  • Lo que más nos guste lo tomaremos como plato principal, y así sabremos que de lo demás tenemos que comer menos.
  • Las salsas están muy ricas, pero no podemos comernos media barra de pan. Colocad un panecillo al lado del plato y usadlo para toda la comida.
  • Las frutas de la familia de los cítricos ayudan al cuerpo a quemar grasa más fácilmente. Incluid algunas de ellas en el día a día, como el limón, la naranja…
  • Durante la comida, podemos parar a escuchar nuestro cuerpo y analizar si tenemos hambre o estamos comiendo por gula. Ya sabemos que está todo muy rico, pero si no tenéis más hambre no es necesario seguir cogiendo.
  • Planificad la compra para que luego no queden sobras en casa que llamen a la tentación, y mientras cocinéis evitad el picoteo.
  • Si no habéis conseguido controlaros durante la comida, NO os saltéis la siguiente ingesta, tomad algo ligero.
  • Y el truco estrella: no dejéis de moveros. Hacer ejercicio durante todo el año es lo más recomendable, y en Navidad no debe ser menos. Con media hora de ejercicio físico al día es suficiente para controlar los excesos.


Si seguís estos consejos, vuestro peso estará controlado durante la Navidad. Pero la mejor sugerencia que os podemos hacer es que disfrutéis, porque estas fechas son para celebrar y contagiarse de felicidad. Que al final, para algo están los propósitos de Año Nuevo.