miércoles, 23 de diciembre de 2015

En invierno, completa tu equipaje con protección solar

PROTECCIÓN SOLAR EN INVIERNO

Las bajas temperaturas, el viento y el Sol pueden ser tus mayores enemigos en la montaña. Protégete.




Todos estamos de acuerdo en que el Sol es imprescindible para el ser humano. Nuestro cuerpo lo utiliza para sintetizar la vitamina D y favorece la circulación sanguínea, entre otros muchos beneficios.
Sin embargo, si no nos cuidamos con cremas de protección solar nuestra piel puede sufrir grandes consecuencias desde el envejecimiento al melanoma, pasando por manchas y quemaduras.
Por ello, debemos protegernos de los rayos UVB y UVA durante todo el año. Sí, en invierno también hay que utilizar productos fotoprotectores, especialmente si se va a la montaña o se está en contacto con la nieve. Cada mil metros de altitud la radiación aumenta un 15% y, en caso de que haya nieve, el efecto espejo que provoca refleja el 80% de los rayos ultravioleta. Además, el frío y el viento hacen que nuestra piel se deshidrate y se vea más afectada.
Así que aquí tenéis varios consejos para disfrutar de la montaña y cuidar vuestra piel:

  • Hidrata la piel.  La hidratación tiene una gran peso en la salud de la dermis. Cuando vayamos a pasar un día en la montaña podemos comenzar la jornada aplicando primero una crema hidratante con protección solar para el rostro, como ISDIN Spot Prevent, que protege y previene las manchas. Y por otro lado, utilizar otro fotoprotector para las demás zonas del cuerpo, como escote, cuello, manos... Que podemos cuidar con ISDIN Fusion GelAdemás se recomienda que la protección sea del 50 SPF, y aunque esté nublado, que no baje del 15 SPF.


  • Cuidado específico para todos. No solo la piel sufre, y no vale una misma crema para todos. Hay que aplicarla media hora antes de exponerse al Sol, y renovarla cada dos horas, pero cada piel debe tener su propio cuidado. Hay cremas especiales para dermis frágiles o intolerantes, como Avene Crema Mineral Zonas Sensibles, y también para cicatrices -Avène Stick Zonas Sensibles-. Los labios también necesitan ser cuidados, ya que se agrietan y deshidratan rápidamente. Para ello es recomendable aplicar protección labial -Avène Stick- de alto SPF. Los niños son los más vulnerables a los efectos de los rayos ultravioleta, por lo que necesitan crema de alta protección para la cara y el cuerpo, como la que ofrece Mustela con su leche solar. Mustela también dispone de un  spray After Sun para completar la protección al finalizar la jornada.


  • After Sun. Para una cobertura óptima, los adultos también deberían aplicar After Sun a su piel. Vichy ofrece una leche calmante para hombres y mujeres de pieles sensibles.


  • Gafas de Sol. Los ojos también necesitan ser cuidados cuando se enfrentan al Sol. Para ello se recomienda llevar gafas incluso cuando está nublado, de alta protección y, por supuesto, que estén homologadas.