jueves, 28 de enero de 2016

La motivación es el primer ingrediente de la dieta

LA MOTIVACIÓN ES EL PRIMER INGREDIENTE DE LA DIETA

La dieta del brócoli, recetas que requieren polvo de hadas, pastillas milagrosas que quitan el hambre...Olvida las excentricidades para adelgazar. La clave está en mantenerse motivado.




Han acabado las vacaciones y, con ellas, las comidas interminables, los polvorones, el turrón… Y el propósito de Año Nuevo que se repite cada 1 de enero es: hoy empiezo la dieta. Si quieres que esta sea la definitiva y llegar al verano con los objetivos cumplidos, sigue estos consejos que mantendrán tu motivación activada para que no tires la toalla.

Empieza evitando las dietas relámpago. No hay ningún truco mágico para perder peso rápidamente sin dejarte la salud por el camino. Si no quieres perder el tiempo y la paciencia, evita este tipo de dietas, visita a un dietista y sigue sus consejos. Los resultados no serán inmediatos, pero cuando los consigas podrás mantenerlos de una manera saludable.

Nadie dijo que hacer dieta fuera fácil, así que lo mejor es que mantengas tu mente entretenida. Ocupa tu tiempo libre con actividades que disfrutes y te relajen, para alejar tus pensamientos de la comida y mantener un estado relajado. Muchas actividades las puedes hacer en grupo. Únete a uno, con amigos o desconocidos, para crear objetivos juntos y apoyaros unos a otros.

La dieta no es eficaz si no está acompañada por el ejercicio físico. No es necesario machacarse en el gimnasio si no te gusta. Busca deportes que te motiven y te hagan disfrutar, cómprate ropa exclusivamente para la actividad que elijas y, si puedes, escucha música mientras la practicas.

Proponte objetivos razonables y parciales. No te exijas algo que no puedes conseguir, ya que te frustrarás y tirarás la toalla. Las metas tienen que ser alcanzables y hay que conseguirlas paso a paso, lo que te mantendrá motivado y te dará fuerzas para llegar a la siguiente.

No empieces el día 1 con toda tu energía porque el día 5 acabarás sin fuerzas y sin ganas. Tómatelo con calma y organízate cada día, con tiempo para descansar y con sesiones constantes que sean más intensas conforme transcurra el tiempo.

Sé realista. Hacer dieta no es un camino de rosas, y no siempre se conseguirán los objetivos propuestos. Cuando no notes progreso o te saltes la dieta, piensa que es algo normal, no te castigues y al día siguiente sigue con tu rutina como si no hubiera pasado nada.

Si consigues mantener la motivación, transformarás tu propósito de Año Nuevo en tu propio estilo de vida saludable. La clave está en disfrutar y ser constante.

Desde nuestra Farmacia Online te preparamos un plan personalizado, en el que combinamos productos de la Dieta Siken con hábitos saludables. El plan lo personalizamos según tus metas, peso, edad...asesorándote paso a paso y haciendo un seguimiento de tus progresos. ¡Y de forma gratuita! Infórmate aquí.


¿Quieres recibir más trucos y consejos en tu email?