miércoles, 3 de febrero de 2016

3 consejos para evitar los resfriados

LOS RESFRIADOS SON NOTICIA CUANDO EMPIEZA EL FRÍO, PERO SE PUEDEN PREVENIR

Llega el invierno, bajan las temperaturas y también nuestras defensas. Aprende a cuidarte con nuestros consejos.


Parece que, aunque con un poco de retraso, ya llega el invierno. Y cuando bajan las temperaturas, nuestro miedo a enfermar sube y sacamos toda la artillería: el nórdico, las mantas para el sofá, los abrigos acolchados, los gorros de lana…Nos volvemos locos con la calefacción y solo pensar en salir de casa nos hace tiritar. Sí, quizá seamos un poco exagerados, acostumbrados a nuestro sol de playa y terraza. Pero con unos rápidos consejos evitaremos caer enfermos y podremos dar la bienvenida al buen tiempo..


1. La ropa, nuestra principal aliada

Lo primero es abrigarse bien, pero sin acabar pareciendo una cebolla. A pesar de la creencia general, el calor no se pierde principalmente por la cabeza o el cuello, aunque usar gorro y bufanda nos mantendrá protegidos de enfermedades de garganta y oídos.

Por otro lado, es preferible usar pantalones adecuados a esta época aunque en las piernas no sea donde más se nota el frío, ponerse ropa térmica y un buen abrigo. De este modo estaremos abrigados sin acabar con muchas capas que solo nos incomoden.


2. Tu casa no tiene que ser el Caribe

En casa no es necesario tener una temperatura propia del verano, ya que los contrastes con el frío de la calle pueden afectar a nuestra salud. Lo ideal es no superar los 21 grados, y también ahorraremos dinero en nuestras facturas. Además, por mucha pereza que nos dé, ventilar las habitaciones mantendrá el aire limpio.


3. Adapta tu estilo de vida al frío

Nuestros hábitos de vida también pueden hacer una diferencia entre ponerse malo o no. Mantener una alimentación equilibrada fortalecerá nuestro sistema inmunológico. Por ejemplo, son de gran ayuda las sopas, verduras, patatas y cítricos. Lavarse regularmente las manos y mantener la higiene de una manera constante, nos alejará de los virus y el contagio de enfermedades. Hacer ejercicio y llevar una rutina activa mantendrá a nuestro cuerpo con energía y defensas. Igual la idea de salir a la calle a correr no es muy atractiva, pero siempre hay alternativas como hacer deporte en casa, el gimnasio, ir a la piscina…


Nos guste o no, el invierno hay que vivirlo, así que lo mejor es una buena actitud, cuidar nuestra salud y esperar lo mejor de él.


¿Quieres recibir más trucos y consejos en tu email?