miércoles, 20 de julio de 2016

¿Cuál es la protección solar perfecta para mi piel?


El verano se llena de viajes a la playa, excursiones, actividades al aire libre... Y llevar el protector solar en la mochila es indispensable. Cada persona lleva uno diferente: el que es en spray, el de crema, uno de SPF 50, otro que ayuda al bronceado... y su compra ha sido condicionada por el número de protección SPF, el precio y el gusto al tacto.

Pero para cuidar bien nuestra piel frente a los rayos del Sol debemos tener en cuenta otros aspectos cuando compremos la crema.




Para empezar, lo mejor es ir a una farmacia en la que sabemos que tendrán en cuenta el fototipo, tipología cutánea, las condiciones de exposición o necesidades especiales como el embarazo, toma de medicamentos fotosensibilizantes o tratamientos despigmentantes, entre otros.



¿QUÉ CREMA DE SOL USAR SERGÚN MI TIPO DE PIEL?



Pieles grasas con tendencia acnéica


En verano estas personas experimentan un cambio en su piel, ya que los rayos del sol ayudan a eliminar las células bacterianas que causan el acné.
En estas pieles se desaconseja la toma excesiva del sol, sobre todo en horas centrales del día, ya que en caso de quemaduras se puede producir un brote de acné.
En estos casos la protección irá condicionada por el fototipo de la piel, que depende del color así como del cabello, las pecas y la capacidad de broncearse. Las texturas recomendadas son hidrogeles, geles hidroalcohólicos o cremigeles si están deshidratadas. Preferentemente serán oil free, y  no comedogénicas. Para este tipo de piel te recomendamos la crema ISDIN Compact.


Pieles claras


En personas de piel muy blanca, con ojos claros y cabello rubio claro o pelirrojo, y frecuentemente con pecas, su piel es muy sensible al sol y suelen sufrir quemaduras. En estos casos es más probable la aparición de melanoma, por lo que se debe evitar la exposición en las horas centrales del día.
El producto ideal es un protector solar de amplio espectro y alta protección SPF50+ UVA. La textura será cremigel o gel en pieles normales a mixtas o grasas y en emulsiones en pieles normales a secas. Si tienes este tipo de piel te recomendamos la crema Avène Crema Pantallas Físicas.


Niños y bebés


La piel de los niños y bebés en más delicada y presenta una menor defensa natural frente la radiación solar, por lo tanto tienen un mayor riesgo de quemaduras, alergias solares y aparición de pecas.
Se deben evitar los protectores solares con filtros químicos, ya que dan más problemas de alergia, y se recomiendan los filtros físicos o minerales como el dióxido de Titanio y óxido de Zinc.
Respecto a la textura, preferentemente ha de ser emulsión de fase externa oleosa y sin aditivos, resistente al agua, sudor y fricción. Te recomendamos Vichy Spray Infantil.




Pieles sensibles


Con el paso del tiempo la piel se vuelve más seca, menos hidratada, con menos elasticidad y con una capacidad disminuida de regeneración ante las agresiones externas, se pierde la inmunidad celular y la producción de melanina.
Los fotoprotectores deben ser hidratantes, nutritivos, con antioxidantes y con SPF 50+ UVA. Las texturas por tanto serán aceite, emulsión o cremigel. En este caso te recomendamos la crema ISDIN Foto Ultra Age Repair.


¿Y si tengo cicatrices?


Un buen fotoprotector para cicatrices debe ser de factor 50+, de fácil aplicación y transporte ya que habrá que volver a usarlo repetidamente. Debe tener buena capacidad de fijarse a la piel con la mayor resistencia posible al roce y al agua, así como una alta remanencia y buena fotoestabilidad.




Después de conocer cual es la protección perfecta para nuestra piel, ya no hay excusa para cuidarnos mientras disfrutamos de las vacaciones de verano.
¿Tienes más dudas y quieres que te asesoremos de forma personalizada? Ponte en contacto con nosotros aquí.

 Farmacia Online Paco y Clara

¿Quieres recibir más consejos como éste en tu email?