viernes, 10 de febrero de 2017

La hora del baño, un momento mágico con tu bebé



La hora del baño es un momento muy íntimo entre los padres y sus bebés, y si se hace de una manera cómoda es muy divertido para todos. Para disfrutar sin preocupaciones, os explicamos paso a paso cómo hacerlo.

Lo primero es tener todo a manoDispón lo que vas a necesitar, así no tienes que ir a buscar cosas y tienes al bebé controlado. Lo ideal es tener la bañera con 10-15 cm de agua a 36,5 ºC, el termómetro para medirlo, el jabón destapado, las esponjas y la toalla. En el cambiador coloca la crema del culete, aceite, el pañal y la ropa.

En la bañera

Llénala con agua fría y después añádele el agua caliente. A la hora de introducir al bebé en la bañera hay que hacerlo con cuidado sujetándole con tu mano y ayudándote del brazo su espalda y cuello. Con la otra mano sujeta los muslos y las nalgas. Una vez apoyes al bebé en la base de la bañera, puedes usar la mano que sujetaba los muslos y las nalgas para poder bañarlo, pero siempre haciendo que se sienta seguro, si llora por el sobresalto del contacto con el agua dale tu mano hasta que se tranquilice.
Pásale la mano que te queda libre por el cuerpo con una esponja natural y un jabón especial para su piel, prestando especial atención en los pliegues de la piel, es ahí donde suele acumularse más suciedad.

Esponja de fibra natural Suavinex












Mustela gel dermo-limpiador












Deja el lavado de la cabeza para el final, así no se enfriará y no llorará. Si usas champú (en los primeros baños no es necesario) debe ser uno específico para bebés y en poca cantidad.

Mustela champú













Si ves que se lo está pasando genial en el agua puedes dejarlo unos minutos para que chapotee y se divierta, eso sí, sujetándolo bien y sin que el agua llegue a enfriarse.
Para sacarle del agua, sujeta la toalla con tu barbilla, cógele como al principio (una mano en su trasero y la otra bajo su nuca, sujetándole por la axila), levántalo y pégatelo al cuerpo, arropándole enseguida
Sécalo bien por todos los pliegues de la piel para que no quede humedad por ninguna parte.
Una vez seco puedes aplicarle una crema hidratante por el cuerpo, si lo dejas boca a bajo podrá ejercitar los músculos del cuello mientras aprovechas para aplicarle la crema.

Loción hidratante masaje Suavinex












Y sobretodo ¡no olvides disfrutar y pasar un rato divertido con tu bebé!