miércoles, 29 de marzo de 2017

Acostumbra tu bebé a nuevos sabores con Blevit



Los hábitos de alimentación se aprenden desde edades muy tempranas, comenzando en el inicio de la alimentación complementaria y se consolidan antes de finalizar la primera infancia. Para adquirir unas pautas saludables es muy importante escoger una variedad de alimentos que resulten agradables para los más pequeños y que nos ayuden a no caer en la elaboración de dietas monótonas, al mismo tiempo que mantenemos el concepto de una alimentación equilibrada, completa y satisfactoria.
Conforme los bebés van creciendo, sus necesidades nutricionales y su apetito aumentan. Llegado a ese punto, la lactancia, ya sea materna o con leches infantiles, es insuficiente para cubrir el aumento de peso y de talla. Este es el momento indicado para comenzar una alimentación complementaria.
La gama de papillas Blevit fomentan una dieta variada en las diferentes etapas de la vida.


Las claves de cada etapa


Normalmente, a partir de los 4-6 meses, se empieza a suministrar a los bebés cereales sin gluten, que incluyen en su composición arroz y maíz, y también triturados de frutas.


BLEVIT RIZCREM PAPILLA CREMA DE ARROZ DIETA ASTRINGENTE






Está elaborada a partir de crema de arroz con bifidobacterias y lactobacilos. La crema de arroz favorece la regulación del tránsito intestinal por su digestibilidad y tolerancia. Indicada para dietas astringentes. Sin gluten.






Es aconsejable realizar escalonadamente el paso de variedades sin gluten a otras con una formulación más compleja en las que la miel, galletas, cacao o frutos secos están presentes para ver así la tolerancia a estos ingredientes por parte del bebé.
Dos meses después, cuando el bebé tiene entre 7-9 meses, se empieza a introducir en la alimentación cereales con gluten.


BEVLIT PLUS PAPILLA AVENA






La Papilla Blevit plus Avena aporta el efecto fibra de los fructooligosacáridos y de la avena favorece el tránsito intestinal de una forma natural, por esta razón, puede utilizarse para la alimentación de los bebés con tendencia al estreñimiento agudo.





Es muy importante tener en cuenta que la introducción de nuevos alimentos, sabores y texturas debe ser gradual, de uno en uno, en pequeñas cantidades y con un intervalo de una semana, consiguiendo comprobar la tolerancia al nuevo alimento y que el niño se adapte a los nuevos sabores y texturas.
Es muy recomendable ir variando, combinando diferentes tipos de frutas y de verduras, ya que la variedad de sabores es importante de cara a sus próximas etapas de desarrollo. Cuanto más variados sean, más facilidad tendrá para ir aceptando nuevos aromas y sabores, ya que normalmente, ante un nuevo sabor, un nuevo color o un nuevo olor, es bastante normal que no le guste o le genere rechazo. En muchas ocasiones, solo probando varias veces se consiguen acostumbrar.
Otra buena opción que puede resultar de utilidad para la introducción de nuevos alimentos son las papillas, de suave y agradable aroma y sabor, como los cereales Blevit plus Duplo, que de una forma natural pueden ayudar a que el bebé se familiarice con nuevos alimentos y sabores.



BLEVIT PLUS DUPLO PAPILLA 8 CEREALES CON MIEL Y FRUTAS






Blevit plus Duplo 8 Cereales con miel y frutas es una papilla elaborada a partir de una equilibrada mezcla de 8 cereales (trigo, arroz, avena, cebada, centeno, maíz, mijo y sorgo), frutas y miel. Contiene pulpas de frutas equivalentes a 25 g de frutas frescas.





Llegado a este punto, el lactante debe empezar a aprender a masticar y tragar comida más o menos sólida, por lo que se pueden introducir alimentos en puré, y después de darle otros de mayor consistencia que masticará con sus encías o con sus incipientes dientes. A partir de los 12 meses, el niño debe de acostumbrarse a masticar por lo que habrá que dejar de preparar purés triturados.


BLEVIT PLUS TROCITOS PAPILLA CEREALES CON PEPITAS DE CHOCOLATE






La Papilla Blevit Plus Trocitos Cereales con pepitas de chocolate es una papilla elaborada a base de una mezcla de 8 cereales dextrinados con ColaCao y pepitas de chocolate, que aportan un plus de energía y un delicioso aroma y sabor. 






Es importante que el bebé se acostumbre al proceso de comer: sentarse, tomar el alimento con una cuchara, descansar entre bocados y detenerse cuando no tiene más hambre. Estas experiencias tempranas ayudarán a que su bebé aprenda buenos hábitos de alimentación durante toda su vida.


¿Quieres recibir más noticias como ésta en tu email?