viernes, 27 de octubre de 2017

¿Cómo es el perfecto desayuno completo y saludable para una buena salud?



Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el pasado lunes 16, se han hecho públicos varios estudios que ponen en evidencia la mala nutrición que tenemos los españoles, y especialmente en una de las comidas más importante del día: el desayuno.


En el marco de una alimentación sana y saludable, el desayuno juega un papel fundamental, ya que después de un largo ayuno debemos dar a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para afrontar el día con energía. Así lo creen más del 45% de los españoles, pero la realidad es bien distinta. Sólo 2 de cada 10 españoles desayunan de forma equilibrada siguiendo las recomendaciones de los expertos, es decir, incluyendo un cereal, una fruta y un lácteo. Esto es, el 80% de los ciudadanos de este país no desayunan bien y el 9% ni si quiera come algo a primera hora de la mañana, alegando como motivo fundamental la ausencia de hambre o la falta de tiempo.

Estos datos se recogen en el II Estudio Lidl - 5 al día sobre los hábitos del desayuno en España y arrojan la conclusión de que aún queda mucho camino por recorrer en materia de alimentación, sobre todo entre los más jóvenes. 

Del 80% de los españoles que no toma un desayuno equilibrado y saludable, la mitad son personas entre los 18 y 24 años. En esta franja de edad, lo más habitual es tomar un café solo o con leche como único desayuno o incluso saltarse el desayuno al menos una vez a la semana, cosa que hacen 2 de cada 3.    

Sin embargo el porcentaje de personas que desayunan de forma saludable, aumenta de forma progresiva con la edad, siendo la franja de edad comprendida entre los 65 y los 74 años la que más se cuida.



¿Cuál es el desayuno completo y saludable ideal?

Los expertos dietistas y nutricionistas recomiendan incluir en el desayuno un alimento integral del grupo de los cereales (preferentemente pan o cereales con poco azúcar), una fruta (fresca, desecada o en zumo) y un lácteo (preferentemente bajo en grasa), aunque podrían incluirse otros como huevos, frutos secos, hortalizas, pescados o aceite de oliva. El consumo diario de frutas y hortalizas es clave para el seguimiento de una alimentación sana.

Aunque 3 de cada 4 personas en España considera que las frutas frescas deberían formar parte del desayuno ideal, sólo el 25% las consumen en la primera comida del día. Algo similar ocurre con los zumos naturales de frutas u hortalizas frescas: mientras que cerca de un 80% cree que éstos deben formar parte de un desayuno completo y equilibrado, sólo un 32% incluye los zumos de fruta naturales y sólo un 10% incluye las hortalizas en su desayuno. 



Poco tiempo y en soledad 


Otro dato preocupante es que los hábitos de la vida moderna nos llevan a dedicar poco tiempo al desayuno y a degustarlo en soledad, una tendencia que se está extrapolando al resto de las comidas del día que han dejado de ser actos sociales o familiares. Más de un 40% le dedica menos de 10 minutos entre semana, un tiempo insuficiente para realizar un desayuno completo y equilibrado. De hecho, el 22% asegura que solamente desayuna un café o un vaso de leche.  Habitualmente, los españoles desayunan solos y se preparan ellos mismos el desayuno entre las 6 y las 10 de la mañana, en el 90% de los casos en casa. El 41% lo hace viendo la televisión o mientras utiliza el móvil. En este último caso, mayoritariamente, jóvenes.