miércoles, 10 de enero de 2018

¿Por qué comprar productos ecológicos?




Como decíamos en un artículo anterior, cada vez son más las personas que se decantan por una alimentación y filosofía de vida ecológica debido a los grandes beneficios que aporta en todos los ámbitos, de los que deberíamos ser más conscientes.

Os contábamos que:
  • El 1er motivo es ganar en salud pues al estar libres de tóxicos no contaminamos nuestro organismo.
  • El 2º, que vuelves a encontrarte con el auténtico sabor de los alimentos.
Nos quedamos en el 3er motivo: que respetan en su producción al medio ambiente.

Os seguimos contando al respecto:
• Respetan el hábitat de los animales.
• No contaminan los ecosistemas.
• No generan residuos contaminantes.
• Producen una cantidad mínima de dióxido de carbono.
• No contribuyen al efecto invernadero.
• Aprovechan al máximo las energías renovables.
• Son más eficientes energéticamente. Se gasta más energía en la producción de fertilizantes sintéticos que en el proceso de arar, cultivar y cosechar. 
• Los suelos son abonados con compost y otros fertilizantes naturales. 
• Se organiza una rotación de productos para no agotarlos.

La agricultura ecológica a diferencia de la convencional preserva semillas para el futuro, lo que impide la desaparición de algunas variedades de gran valor nutritivo y cultural.

En definitiva, la agricultura ecológica nutre la tierra y frena la desertización, minimiza el uso de agua, no contamina los acuíferos, fomenta la biodiversidad, mantiene los hábitats, respeta los ciclos de vida y favorece un desarrollo rural sostenible.

Por lo que cuando consumimos alimentos de cultivo ecológico colaboramos en la conservación del medio ambiente y evitamos la contaminación de la tierra, el agua y el aire.


4º. Los productos ecológicos Tienen mayor calidad

Su sistema de producción está sujeto a cánones de máxima fiabilidad desde la preparación de la tierra o la elección de las semillas hasta que se ponen en una mesa.

Así tienen un control estricto en cuanto a las materias primas, la elaboración, el etiquetado, envasado y distribución… lo cual hace que el resultado final, indudablemente sea productos de una gran calidad.


5º. Son respetuosos con el bienestar animal, lo que redunda en la calidad de sus carnes

La alimentación cuidada, la falta de estrés y el ejercicio son las claves por las que el animal, criado en libertad o semilibertad, sea portador de una carne de mejor calidad que la que se consigue a través de la ganadería intensiva.

Los alimentos de origen animal también mejoran su aporte nutricional cuando son tratados de manera ecológica.

Así la ganadería ecológica da a los animales un trato de semilibertad con el objetivo de evitarles el estrés y potenciar su crecimiento en explotaciones extensivas, que son lo contrario a las explotaciones intensivas, en ellas no se maximiza la productividad a corto plazo con la utilización de productos químicos, sino que se potencia la calidad en todos los sentidos.

Los animales no son manipulados artificialmente para lograr una mayor producción.

Desde el principio el proceso es de lo más natural:
• No se practican inseminaciones artificiales. 
• No se utilizan hormonas.
• Se respeta el ritmo de crecimiento natural del animal.
• Se alimentan con leche materna, pastos naturales, piensos y forrajes ecológicos, exentos de pesticidas, fertilizantes y transgénicos.
• Cuando es preciso, el tratamiento veterinario se fundamenta en la homeopatía. 
• También en el proceso final de transporte y matanza se procura no estresar al animal y se minimiza su sufrimiento.

Este tipo de ganadería permite que los animales crezcan a su ritmo natural y en unas condiciones de vida adecuadas.

El animal bien cuidado y sin estrés, produce más y goza de buena salud.


6º. Fomentan una sociedad más justa
• Las explotaciones ecológicas preservan la vida rural, la cultura y la tradición del campo. 
• Son compatibles con el turismo rural, fomentándolo incluso en muchos casos. 
• Crean puestos de trabajo de calidad.
• Permiten una relación más armónica del hombre con la tierra.
• Liberan de la dependencia hacia las grandes multinacionales.
• Se suelen regir por los criterios del comercio justo, facilitando un reparto más igualitario de los beneficios.

Realmente con su consumo todo son ventajas. En Farmacia Paco y Clara encontrarás una gran variedad de productos ecológicos que conseguirán que no dejes de consumirlos y ganar en salud. 

¿Quieres recibir más noticias como ésta en tu email?