jueves, 5 de abril de 2018

¿Por qué sufrirán los alérgicos al polen esta primavera?




En España existen 16 millones de alérgicos y 8 millones lo son al polen. Este año no tendrán tanta suerte como en 2017, cuando los niveles de polen fueron mucho más leves de lo que lo serán en este.  La primavera llegó hace pocos días, pero hay zonas de España en las que los alérgicos al polen ya pueden estar alerta, especialmente en la zona centro y el suroeste peninsular.

Picores, irritación, estornudos y mucosidad son algunas de las consecuencias más molestas para los alérgicos. Las abundantes lluvias y las altas temperaturas a principios del mes de marzo ya hacían presagiar que la primavera sería dura para ese 30% de los españoles que sufre las consecuencias de la alergia. Aunque atendiendo al número de gramíneas recogidas la intensidad será moderada (4000-6000 granos por m3).

El año pasado fue más leve por el calor que hizo en los meses de marzo y abril, que hace que las gramíneas se sequen más rápido y provocó que las alergias afectaran antes y duraran mucho menos. Evidentemente, la situación no ha sido así este año. El invierno ha sido muy frío y eso ha retrasado el crecimiento y polinización de las plantas. Además, ha llovido recientemente y, si no lo hace en primavera y la temperatura es suave, se producirá lo que ya es un hecho: mayores niveles de polen.

Cada vez más alérgicos


Peor lo tienen aquellos alérgicos que viven en las ciudades por el efecto de la polución que provocan la calefacción y los motores diésel. Éstos alteran la estructura del polen, generando proteínas de estrés como mecanismo de defensa y aumentando su capacidad de inducir una respuesta alérgica en personas más susceptibles.

Poco a poco, cada vez más personas se irán sumando al “club de los alérgicos al polen” como consecuencia de la despoblación y de la concentración de las personas en las grandes ciudades. Según la Agencia Española de Alergología se estima que, en 2030, uno de cada cuatro españoles será alérgico al polen.

Niños y bebés


Muchas veces surge la preocupación por evitar estos efectos de la alergia en los más pequeños. Si los sufre habitualmente se puede intentar prevenir cerrando las ventanas de aquellas estancias en las que más suela estar, mantener la casa limpia y seca, evitar aquellos que pueda producirle alergia (animales, tabaco, productos químicos…) y, sobre todo, acudir a un pediatra para que le recomiende la medicación más apropiada.
 
Desde Farmacia Paco y Clara estaremos encantados de ayudarte y orientarte en lo que necesites gracias al trabajo de nuestros profesionales.