jueves, 31 de enero de 2019

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir chupetes y tetinas? (I)



Cuando un nuevo miembro llega a la familia, son muchos los aspectos a tener en cuenta y que a los padres nos inundan la cabeza de dudas. Uno de ellos, es el mundo de los chupetes y tetinas de los biberones, pues aunque aún no tengamos claro si los vamos a utilizar o no, siempre es necesario tenerlos preparados por si acaso.

En primer lugar hablaremos del chupete. Tiene un efecto tranquilizador y calmante sobre el bebé al responder a su instinto natural de succión. Incluso hay estudios que han rebelado que reduce el riesgo de muerte súbita del lactante.

Pero a la hora de elegir uno, nos encontramos con tal variedad de opciones e incluso usos del mismo, que nos desbordan. Que si de látex, que si de silicona…

Las tetinas del chupete pueden ser:
  • De silicona. Material semirrígido y transparente pero no muy resistente. Digamos que puede ser perfecto para los bebés más pequeños aún sin dientes.
  • De látex. Material más blando y elástico que la silicona, lo que lo hace más resistente a mordiscos y tirones. Su tacto se asemeja al pecho materno. Les encanta.
  • Anatómicas. Se adaptan al paladar del bebé, imitan perfectamente la forma del pezón materno durante la succión. Son perfectos salvo que debemos vigilar que el pequeño no tienda a darle la vuelta.
  • Redondas. Son simétricos por ambos lados, no se adaptan al paladar del bebé, pero podría ser la opción si éste tiende a moverlo mucho.
  • Hay que tener en cuenta en todos los casos que la tetina no puede superar los treinta milímetros de longitud.


Respecto a las tallas, oscilan en función de la edad del bebe:
  •          Chupetes especiales para bebés prematuros: talla -2 meses hasta los 4 meses.
  •          Talla 1: de 0 a 6 meses.
  •          Talla 2: de 6 a 18 meses.
  •          Talla 3: de 18 a 36 meses.


Otros aspectos a tener en cuenta son:
  •          El disco que lo rodee debe tener al menos dos orificios de ventilación de cuatro milímetros de diámetro para evitar irritaciones en la piel. 
  •          Es necesario vigilar antes de dárselo que no presente alguna parte que se pueda desmontar, así como que su disco protector sea lo suficientemente grande, que evite el atragantamiento.
  •          La cadena que impide que se caiga debe tener como mucho una longitud de 220 milímetros para evitar estrangulamientos.
  •          Son muy útiles por la noche los chupetes que brillan en la oscuridad por las noches.
  •          Los hay que llevan anillos de dentición para cuando les están empezando a salir los dientes. Les hacen un pequeño masaje en las encías que les ayuda a calmarse.
  •          E incluso hay chupetes termómetro que miden su temperatura.

Por otro lado se recomienda cambiarlos con frecuencia para evitar que por su desgaste se rompa algún trocito que el pequeño pudiera tragarse. Entre las grandes ofertas que solemos tener en Farmacia Paco y Clara, casi siempre se encuentra la opción de 50% en segundas unidades de chupetes por este motivo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario