lunes, 18 de febrero de 2019

La leche de fórmula para lactantes


Durante el primer año de vida el bebé se alimenta única y exclusivamente de leche. Si se opta por la lactancia mixta o exclusiva de leche de sustitución en vez de lactancia materna, sea por el motivo que sea, quizás nos encontremos ante la disyuntiva de no saber qué leche elegir.

La Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición y el Comité Científico de Alimentación de la Comisión Europea han establecido las recomendaciones que debe cumplir la composición de las leches de fórmula. Por lo que podemos estar muy tranquilos, de que elijamos la leche que elijamos, nuestro bebé estará bien alimentado, pues estas leches pasan por rigurosos controles de calidad.

Normalmente son elaboradas a partir de leche de vaca que se modificada industrialmente para adaptarla a las necesidades del recién nacido. Para su composición se disminuyen las proteínas, se sustituye parte de la grasa por grasas vegetales, se añaden vitaminas sobre todo C y D. También podemos encontrar leches enriquecidas en hierro, omega 3, omega 6, nucleótidos, laurina, carnitina, prebióticos, probióticos y un largo etcétera.

Como vemos en el mercado podemos encontrar una amplia gama de leches para lactantes cuya composición se encuentra regulada por ley, por lo que todas las leches artificiales cumplen con los parámetros requeridos, siendo ya elección de cada familia elegir una u otra.
En cuanto a su etiquetado debe hacer referencia a:
  •      Composición nutricional, con información numérica de vitaminas y minerales.
  •        Instrucciones de preparación y conservación.
  •         Una advertencia acerca de los riesgos de su preparación inadecuada.

Su uso tiene ventajas como:
  •      Algunas mujeres sienten excesivo dolor a la hora de amamantar, por lo que recurrir al biberón lo evita. Casos de grietas en los pezones o mastitis.
  •         Se puede hacer cargo del lactante el padre, no siendo necesario que la madre esté las 24 horas del día con él.
  •          El cuidado y la crianza del bebé se puede compartir realmente fortaleciendo los lazos paterno-filiales.
  •          La madre puede tomar medicación si la necesita sin riesgos para la salud del bebé.

Conozcamos los tipos de leche:
·         Leche de inicio
o   Desde el nacimiento hasta los 6 meses.
o   Son el único alimento que toman, por lo que están elaboradas para satisfacer todas sus necesidades energéticas y nutricionales.

·         Leche de continuación
o   A partir de los 6 meses y hasta el año.
o   Son el paso intermedio entre la leche de inicio y la, que se tomará a partir del año.
o   Su toma se combina con el consumo de otros alimentos.
o   Su composición es intermedia y debe aportar al menos el 50% de los requerimientos diarios del lactante, proviniendo el resto de la alimentación complementaria.
·         Leche de crecimiento, a partir del año.

·         Leches especiales y adaptadas
Se prescriben para bebés con alguna patología o trastorno como diarreas,  vómitos, dermatitis o bebés prematuros que necesitan una composición específica por ejemplo.
§  Fórmulas para prematuros y recién nacidos de bajo peso. Específicamente elaboradas para cubrir los requerimientos del tercer trimestre de gestación.
§  Leches sin lactosa. Bebés con deficiencia de la enzima lactasa.
§  Fórmulas de soja. Sin lactosa igualmente, sus proteínas provienen de la soja. Están enriquecidas.
§  Leche anti estreñimiento. Contienen probióticos que ayudan a su sistema digestivo.
§  Fórmula anti regurgitación.
§  Fórmula exhaustivamente hidrolizada. Para bebés con alergias o dificultades para la absorción de nutrientes. Las proteínas están descompuestas en moléculas más pequeñas para que sea más fácil su digestión.
§  Leches Bio. Procedentes de granjas donde las vacas pastan en libertad y son alimentadas siguiendo la normativa establecida para conseguir dicha catalogación. 

Respecto a su administración, la leche normalmente se presenta en polvo, aunque también podemos encontrarla en tetrabrik o en frasco. Es necesario seguir estrictamente las instrucciones de uso que especifique el etiquetado y necesitaremos disponer igualmente de unos cuantos biberones.

Para los primeros meses de vida, se recomienda el uso de biberones de cristal, ya que evitan que se depositen residuos en mayor cuantía que los de plástico. Las tetinas pueden ser de caucho o de silicona. En Farmacia Paco y Clara tenemos todo lo que necesitas en estos momentos tan especiales sin tener que desplazarte de tu hogar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario