martes, 26 de febrero de 2019

Por qué debe estar presente el magnesio en nuestra dieta



El magnesio es un nutriente absolutamente esencial para cualquier proceso bioquímico de nuestro organismo. Lo necesitamos para el normal funcionamiento de los músculos y los nervios.  Ayuda a regular la presión sanguínea, los niveles de azúcar,  la formación de la masa ósea, de proteína. En definitiva desempeña una función básica para nuestro cuerpo y el correcto funcionamiento del cerebro.

Su consumo es absolutamente necesario para mantener una buena salud en general. La ingesta diaria recomendada es de 400-420 mg por día en el caso de los hombres y de 310-320 mg por día para las mujeres. Es esencial que comamos suficientes alimentos ricos en magnesio como son el chocolate negro, el arroz integral, la levadura de cerveza, las verduras de hoja verde, o frutas como los higos o los aguacates.


Si no conseguimos llevar una dieta rica en este mineral sería conveniente, antes que sufrir su déficit, que reforzásemos la alimentación con la ingesta de suplementos de magnesio.

Los síntomas que da nuestro organismo y que nos prevé de una posible falta de magnesio son los dolores articulares, calambres, contracturas, taquicardias, vértigos, debilidad, fatiga, nerviosismo, hiperactividad en los niños. Igualmente se pueden sufrir espasmos en los párpados, en el esófago, en el estómago o intestino. Algunas personas sienten hormigueo en torno a la boca, episodios de hipo o sensación de bola en la garganta. También se pueden dar patadas mientras se duerme, ver lucecitas con los ojos cerrados y en definitiva se suelen levantar cansados por más que se duerma.

Veamos detenidamente algunas de funciones:

  •  Es necesario par a la mayoría de los procesos corporales como la producción de energía.
  •  Tiene un papel crucial en el metabolismo óseo, al consumirlo junto con calcio mejora su absorción.
  • Ayuda con el estreñimiento.
  •  Es efectivo como antiácido.
  •  Su déficit se asocia con alteraciones psicológicas y emocionales. Es esencial para transmitir los impulsos nerviosos.  La depresión, la ansiedad o el estrés son algunos de los estados anímicos que se han estudiado en relación a la falta de los niveles óptimos de magnesio.
  •  Además es eficaz para luchar contra la migraña. Estudios avalan que las personas que sufren de migraña tienen menores niveles de magnesio en sangre.
  •  Igualmente se ha demostrado que la suplementación con magnesio puede disminuir la presión arterial.
  •  Tiene efectos anti-inflamatorios. Así niveles bajos de magnesio están vinculados con  la inflamación crónica, que es uno de los responsables del envejecimiento y las enfermedades crónicas.
  •  Ayuda a prevenir las piedras en el riñón y la vesícula.
  •  Es útil en el tratamiento de problemas prostáticos.
  •   Muy eficaz si se sufre del síndrome premenstrual.
  •   Ayuda a conciliar el sueño y a que éste sea más reparador.


En definitiva, si consumimos los niveles adecuados de magnesio, junto por supuesto una dieta equilibrada y un estilo de vida adecuado, evitaremos sufrir dolores articulares, hipertensión, taquicardias, retinopatía, úlceras, ciática, migrañas, estados depresivos y un largo etcétera. Hay estudios que confirman que su ingesta en la dieta occidental no es la adecuada, por lo que dado su crucial papel en el mantenimiento de la salud en general, sería recomendable la toma de suplementos de 200 a 400 mg diarios.

Su carencia es muy común, particularmente en ancianos, bebedores, embarazadas y personas que hacen ejercicio regularmente. Se ha demostrado que incluso una deficiencia muy ligera puede producir la alteración del latido cardiaco.

Hemos de terminar diciendo que tienen que tener precaución en su toma las personas que sufren  problemas renales o bloqueo articulo ventricular.


No hay comentarios:

Publicar un comentario